RENOVACION DE VOTOS TEMPORALES DE JEANNETH MOLINA

renovacion vt jeanneth 

En la Capilla de San José de Rumipamba, el 19 de marzo de 2013, día de San José, nuestra querida Jeanneth Molina, renovó sus votos temporales por 3 años. En acción de gracias y con el corazón lleno de alegría, entrega y disponibilidad, Jeanneth dijo:

 «Te doy gracias Dios lleno de bondad por el don de la vida, gracias por mi padre y mi madre, que me han enseñado a buscarte y generosamente me han entregado a esta Congregación, ahora, mi familia religiosa Sagrados Corazones.

 Gracias por mis hermanas y hermano, por los buenos y duros momentos que hemos vivido y en los que nos hemos apoyado incondicionalmente.

 Gracias por la invitación a vivir el Carisma y Espiritualidad de los Sagrados Corazones de Jesús de María, por cada una de las hermanas y hermanos, especialmente por todos ustedes que me acompañan en este día, mis hermanas de comunidad.

 Gracias por la paciencia y cariño de las hermanas que a lo largo de estos años me han acompañado: Juana María, Conchita, Lorgia, Leini María, Patricia, Dorotea, María Nieves; y de los hermanos ss.cc. que me han acompañado espiritualmente, los padres: José Smith, Martín y Abdón.

 Gracias por mis hermanas, amigas y compañeras en esta aventura del Señor: Rosario, Linda, María Fernanda que se están preparando para los Votos Perpetuos y Marcia nuestra querida hermana pre - novicia.

 Gracias Señor por tu presencia en mi vida a través de las experiencias pastorales y misioneras: la comunidad misionera de la capilla del Carmen, las jóvenes de la Pastoral Juvenil y vocacional de esta obra educativa de Rumipamba, por los compañeros compañeras de Pastoral y de la Universidad.

 Gracias infinitas, Señor, por la vida y testimonio de nuestras hermanas mayores de San José, aquí viví los dos primeros años de profesa temporal y bebí de la vida plena de las hermanas, aquí presentes, y de nuestras hermanas que ya gozan eternamente del amor misericordioso de Dios.

 Gracias a todos y todas, por acompañarme en este día y que el Señor derrame abundantes bendiciones sobre ustedes.

Demos gracias al Señor.

 Confiamos su consagración a la protección de San José, que él custodie su vida, vocación y misión al servicio del Reino, al estilo SS.CC. y viva con fidelidad sus votos hechos ante Dios, la Iglesia y la Congregación.