resena_historica

Primera Página

En París el 4 de noviembre de 1861, se celebra un Contrato entre la superiora general de la Congregación de los Sagrados Corazones, con los representantes del Gobierno de la República del Ecuador y entregaron 2.000 pesos, que enviaba el Doctor García Moreno, Presidente de la República del Ecuador, para los pasajes de las primeras religiosas. Contrato que el Senado y la Cámara de Diputados de la República del Ecuador lo ratifican el 17 de noviembre de 1865.

El Gobierno del Ecuador, en cumplimiento del Contrato celebrado en París - Francia, da para el establecimiento del Colegio de Niñas, que rigen las Religiosas de los Sagrados Corazones en la Capital del Estado, el edificio conocido con el nombre de San Fernando con todas sus pertenencias.

A fines de junio de 1862, llegaron las primeras religiosas al puerto de Guayaquil, y pasaron enseguida a Cuenca y a Quito.

Para el Colegio de Cuenca, el Gobernador  Don Manuel Vega, por encargo de García Moreno, les consiguió el edificio de San Felipe destinado antes a "Oratorio". Como la casa necesitaba importantes refacciones, García Moreno  las costeó personalmente.

El día 12 del mes de Julio, se inició la Adoración Perpetua al Santísimo Sacramento en Quito.  Rápidamente instalaron una clase para las niñas pobres y organizaron un pensionado al que concurrieron las niñas de sociedad de Quito como de las demás Provincias de la República.

El establecimiento de la Congregación en el Ecuador influye notablemente en el progreso cultural y en el desarrollo de la vida cristiana del país, tanto por la dedicación a la educación, como por el culto eucarístico y la devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

En 1872 se fundó en Riobamba un colegio con nueve religiosas que vienen desde Francia  a reforzar a las 10 que iniciaron la obra.  Se tuvo que cerrar en 1876 por dificultades económicas.

El 25 de Marzo de 1874, tuvo en la Catedral un acontecimiento singular que llenó de alegría a los religiosos y religiosas de los Sagrados Corazones; la Consagración del Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús.

En 1875, en Ecuador habían cuatro Colegios: Quito, Cuenca, Riobamba y Guayaquil, en todos ellos, las religiosas con mucha responsabilidad entregaban en la educación todo su ser de mujeres.

Virginia Rath, fue la primera Superiora de la Comunidad de Quito, hasta 1875 en que se trasladó a Guayaquil para fundar el Colegio.

El 6 de Agosto de 1875, es asesinado Gabriel García Moreno; fue un duro golpe para la Patria y especialmente para nuestra Congregación, que tenía en él no sólo el apoyo moral, sino también el apoyo económico y el respaldo total a la obra Congreganista.

La primera novicia ecuatoriana y primera religiosa que acoge la congregación en el Ecuador es Carolina Muñoz Cárdenas, tía carnal del Santo Hermano Miguel religioso de La Salle; más tarde también ingresa a la Congregación su sobrina Isabel Cueva Muñoz en el año de 1881.

En 1884, se estableció la Asociación de las Hijas de los Sagrados Corazones, compuesta por las antiguas alumnas del Colegio con el fin de continuar en ellas el acompañamiento iniciado en el  Colegio.

En 1894 se compra la Quinta llamada Rumipamba donde, más tarde, pasará el Internado del Colegio del Centro y en 1909 se funda el nuevo Colegio SS.CC. Rumipamba.

Segunda Página

En el año 1886 Eloy Alfaro decretó el laicismo en la escuela y el matrimonio civil; y muchas veces las religiosas de los Sagrados Corazones pensaron que llegaba el último día de sus vidas.   Los primeros años de dominación liberal, pasaron sin mayores contratiempos para las religiosas; se cerraron algunos colegios y fueron expulsadas varias congregaciones, pero las hermanas de los Sagrados Corazones fueron respetadas.

En 1899, un doloroso acontecimiento enluta a las Religiosas de los Sagrados Corazones, en vísperas de las fiestas octubrinas, un gran incendio en la ciudad de puerto termina con la vida de dos de nuestras hermanas y el Colegio queda reducido a cenizas, pasarán algunos años, antes de que la Congregación se decida a volver a esta bella ciudad.

En el año centenario 1962, siendo Presidente de la República el Doctor Velasco Ibarra, entregó a la Congregación las escrituras de la Propiedad del Colegio del Centro, con una cláusula  en la que se especifica que no podrá ser vendida y que siempre debe estar al servicio de la educación.

En 1912, también se celebraba los 50 años de la llegada de las religiosas de los Sagrados Corazones al Ecuador, la Madre Aloisia Araujo, primera superiora ecuatoriana; celebró solemnemente este acontecimiento.  Lo mismo se hizo en Cuenca.

En 1913, por primera vez visitaba el Ecuador el Superior General el Padre Fabián Prat, fue muy grande la alegría para todas las hermanas de Ecuador.

El 1 de mayo de 1927 la Madre María Isabel Busson a instancias de la Hermana Leticia de Jesús Carrasco funda la Revista "Cristo Rey", que fue el órgano más importante en el Ecuador para la formación de las alumnas, profesores y padres de familia.

En 1937 la Madre María Isabel Bousoon con un grupo de religiosas fundan la casa de Salinas, verdadera misión en la Península de Santa Elena, donde funcionó una escuela hasta 1984.

En este mismo año en Cotocollao una población muy cercana a Quito, se abre una Escuela para las niñas de escasos recursos económicos, esta Escuela funcionó hasta el año 1948  en que se cerró.

En 1945, por insistentes pedidos de Colombia, el 26 de octubre se efectúa la Fundación de Pereira; Como fundadoras podemos señalar a las hermanas, María de San José Vélez, Leticia de Jesús Carrasco, María Virginia Corral, Blanca Orbe y Luciana Andrade.

Hasta el 23 de enero de 1975, las casas de Colombia formaban parte de la Provincia del Ecuador.  En esa fecha se constituyen en Provincia autónoma.

En Abril de 1946, con gran entusiasmo un grupo de exalumnas apoyadas por el Obispo y ciudadanos guayaquileños inician gestiones, para conseguir se refunde el Colegio de Guayaquil.

En 1947, el Ecuador recibe la visita del Superior General de los Sagrados Corazones al Padre Juan del Corazón de Jesús d'Elbée.

En 1948, el Ecuador es erigida Provincia y como Primera Provincial es elegida la Madre Amalia María Riva procedente de España.

En 1948 también, un grupo de religiosos de los SS.CC. llegan al Ecuador con el ánimo de estabilizarse como comunidad.  Entre ellos podemos mencionar a los Padres Luis Albisser, Alberto Goovaerts, Agustín Ricca, Ivo Berehouse, y Andrés Aldasoro; tienen también a su cargo las capellanías de los Colegios de Cuenca, Quito Centro y Rumipamba, pronto inician la construcción de la Iglesia de nuestra Señora de la Paz donde se fundará más tarde una Parroquia.

Es en 1952 que la primera Superiora General visita el Ecuador, la Madre Zenaida Lorier. Cinco años después en 1957 la Madre General vuelve a Ecuador, gracias a Dios los medios de transporte facilitan la cercanía con los Andes Ecuatorianos.

Tercera Página

En 1953 se inicia la Construcción del nuevo Colegio en Guayaquil con muchas dificultades y algunas veces con la angustia de no poder salir adelante por la falta de dinero, pero como una obra de Dios nunca se paró y el sacrificio de tantas religiosas sigue dando frutos abundantes.

El Padre Hennry Sistermans, superior general, visitó la Provincia en julio de 1959 y repitió su visita en abril de 1960, por tres días solamente, pero nos dejó llenas de amor y respeto para su persona.

El 27 de Noviembre de 1959, es nombrada segunda Superiora Provincial, la Hermana Rosa Enriqueta Bustamante nacida en Quito y ex-alumna del Colegio SS.CC. Centro.

En 1959, se celebraba el Cincuentenario de la Fundación del Colegio de Rumipamba, hoy lo que era una Quinta lejana a la ciudad, es un lugar central circundada de numerosos barrios.

En el 1962 los Colegios de los Sagrados Corazones de Quito y Cuenca cumplen 100 años de servicio al Ecuador, lo solemnizan la presencia de nuestros Superiores Generales: Madre Zenaida Lorier, Henry Systermans y los Provinciales de América Latina. Nuestra Superiora General aprovecha para visitar todas las Comunidades de la Provincia.

En 1964  es nombrada Superiora  Provincial  la Hermana  Rosa Mercedes Jiménez, una mujer dotada de una gran inteligencia, quiteña y ex-alumna del Colegio SS.CC.

"Es el 1 de Enero de 1965, y es la primera vez que sale de Rumipamba un equipo misionero. Por la bondad  de nuestras Madres Provincial y Superiora y con la venia de los Padres capuchinos, salimos cuatro hermanas con dirección a Santa Elena"; este es un momento privilegiado para la Provincia que siente a partir de este hecho, que la Congregación, la Provincia toma un nuevo rumbo somos religiosas misioneras, como lo querían nuestros Fundadores.

María Sofía Espinoza, religiosa abnegada y amante de los pobres, inicia desde la Comunidad de Guayaquil un trabajo en el Suburbio de Guayaquil, en 1965 se plasma su más grande anhelo, crear una escuela para los niños más pobres de esa zona.

En Mayo de 1966 nos visita por primera vez nuestra Superiora General Brigid Mary McSweeney Irlandesa, su actitud de cercanía y sencillez cautiva los corazones de todas las Hermanas de la Provincia.

En 1967  se funda la Primera Comunidad en la Misión en Santa Elena después de haber sido firmado el Convenio entre el Señor Arzobispo Pablo Muñoz Vega y la Superiora Provincial Rosa Mercedes Jiménez y con el acuerdo del Señor Párroco.

En el Ecuador se da inicio a los Capítulos Provinciales el 5 de Abril de 1969 siendo Provincial la Hermana Emiliana Hinostroza.

En 1969  la Institución "Fe y Alegría"  dirigida por los Padres Jesuitas pide a la Congregación tomar a su cargo una Escuela Popular en Manta,  Provincia de  Manabí.  Se cierra esta comunidad, por falta de personal en el año 1991.

En 1970, el mismo requerimiento para abrir una Comunidad al Sur de Quito en un barrio muy popular el Camal. La comunidad tuvo que dejar ese trabajo, por falta de personal, el año 1992.

Los Padres de los Sagrados Corazones que ya tienen una floreciente Parroquia en el Barrio el Batán de Quito, hacen una petición al Consejo Provincial de las Hermanas, para abrir una obra social,  se acepta la petición y en 1972 se abre en este sector una nueva Comunidad, “Bellavista”.

El 25 de Julio de 1973 la Hermana Clemencia Vela es nombrada Superiora Provincial del Ecuador, ella inicia su mandato a partir del Cuarto Capítulo Provincial.

El 23 de agosto de 1974, el Gobierno Provincial decide comprar una casa en la Ulloa 2893 para Casa de Formación.

El 28 de septiembre de 1974 se estudia por primera vez el pedido de Colombia que solicita al Consejo Provincial para ser erigida Provincia.

En diciembre de 1974 el Consejo Provincial en unión al Consejo Vice-Provincial de Colombia inicia el dialogo para buscar la mejor manera de la separación de Colombia de la Provincia del Ecuador.   El 23 de enero de 1975 Colombia queda desligada de la Provincia del Ecuador.

El 15 de agosto de 1976 es un día de mucho dolor para nuestra Provincia, nuestra Hermana Herminia Carpio desapareció en el avión de SAN que viajaba a la ciudad de Cuenca, nunca supimos de su paradero.

En 1976, el señor Cardenal, Pablo Muñoz Vega, pide a la Congregación tomar una Zona de Santo Domingo de los Colorados donde numerosos colonos se habían asentado.  Se forma una comunidad mixta de hermanas y hermanos SS.CC. en el sitio denominado "La Independencia".

En los años siguientes se van creando las Comunidades de "La Concordia", "La Unión", "La Villegas" y "Plan Piloto".  En este último recinto ya no hay Comunidad desde 1991, pero la Comunidad de "La Villegas", se sigue ocupando de la evangelización de esa zona.

Por falta de personal se van cerrando Plan Piloto, La Independencia, La Villegas.  El Obispo de Santo Domingo, entrega estas obras a otras congregaciones.

El 18 de marzo de 1977 la Casa de Formación pasa a Cruzpamba, porque el numero de formandas ha crecido.  Allí permanecerá hasta el año 1991 en que se traslada a un barrio periférico del norte de Quito, Santa Anita.

En agosto de 1977, visita el Ecuador, la Hna. María Paloma Aguirre Superiora General y dos Consejeras Generales.

En 1979 es elegida Rosa Virginia Moncayo como Superiora Provincial.

El 5 de noviembre de 1978 se establece la Comunidad de la obra social "Nuestra Señora de la Paz", en la calle San Bartolomé de las Casas al Occidente de Quito en un barrio muy pobre y necesitado.

En 1980 se funda otra Comunidad junto al Colegio de Rumipamba, para una mejor posibilidad de trabajar en equipo.

El 17 de diciembre de 1982 se firma un Convenio de Colaboración Pastoral entre las religiosas de los Sagrados Corazones y Monseñor Néstor Herrera, Obispo de la Diócesis de Machala, para Piñas, Provincia de "El Oro".

En febrero de 1986 Rosa Virginia Moncayo, Clemencia Vela y Lida Romero, viajan a México para ultimar los detalles de la fundación. El 13 de mayo irían Concepción Clavijo y Lida Romero, mas tarde les acompañarían dos hermanas mas.

El 4 de agosto de 1986, se vende la Casa de la comunidad de San José de Rumipamba a la Universidad Tecnológica Equinoccial.

En agosto de 1987 de abren las comunidades  de  Shell y en Mera y al mismo tiempo apoyar algunos barrios y recintos.

El 11 de febrero de 1988 es elegida superiora provincial Hna.  María Mercedes.

En noviembre de 1988 se compra una casa en el Barrio de El Inca, que se la destina al Pre-Noviciado.

En el año 1991 se compra una casa en Santa Anita, Villas Amazonas cerca de San Carlos, a donde se traslada el Noviciado desde Cruzpamba.

A finales de 1992 tuvimos el gusto de que tres hermanas ecuatorianas fueran como Misioneras al África.

En febrero de 1993 tuvimos la visita de la Hermana General Ma. Pía Lafont, el objetivo de este encuentro es evaluar la Provincia en su caminar hacia la renovación.

A partir de marzo de 1994 se prepara con entusiasmo y alegría la Beatificación del Padre Damián de Veuster.

El 20 de diciembre de 1993 la Hna. Lida Romero, fue elegida Superiora Provincial.

El 4 de junio de 1995 en la Catedral Metropolitana de Quito a las 18h00, tenemos una Eucaristía muy solemne, magníficamente preparada para dar gracias al Señor por la Beatificación del Padre Damián.

Los meses de agosto y septiembre de 1996 recibimos la visita Canónica de nuestra Superiora General, Jeanne Cadiou y las Consejeras Generales María Javier Echecopar y Lourdes Fernández